El objetivo del compliance

A día de hoy y al explicar nuestros servicios de compliance penal para PYMES, no pocas veces nos hemos encontrado con profesionales de diversos sectores que desean implantar un plan de cumplimiento de riesgos con una sola finalidad: salir indemnes del proceso judicial en el que se vea inmersa su empresa solo por el hecho de contar con un plan de compliance.

Es en ese momento cuando nos damos cuenta de que la información con la que cuentan es errónea desde su propio concepto.

¿Cuál es el verdadero objetivo de un Plan de Compliance?

Prevenir la responsabilidad penal

En primer lugar, el objetivo de un plan de compliance no es la absolución de la persona jurídica en un proceso penal en el que está implicada, el objetivo es que la empresa no llegue a esa situación porque haya sido capaz de crear una cultura de cumplimiento en su seno que la proteja de la comisión de delitos, es decir, se trata de crear muros infranqueables ante los posibles riesgos a los que cada empresa se enfrenta día a día.

Por desgracia, esta afirmación no solo viene de la creencia popular de empresarios ajenos a la cultura compliance, sino que en ocasiones son los propios profesionales dedicados a ello los que “venden” sus programas de cumplimiento normativo cambiando o maquillando el objetivo principal: LA PREVENCIÓN  DE LA RESPONSABILIDAD PENAL DE LA PERSONA JURÍDICA.

Es evidente que aunque lleva tiempo moviéndose en ámbitos legales, la función de compliance es desconocida para no pocos empresarios. Por ello, si necesitas más información sólo debes visitar nuestra página web compliancesalamanca.es  para resolver tus dudas.